XXVIII ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES SAN JUAN - 2013

DISCURSO DE APERTURA

¡¡¡Mujeres, bienvenidas a nuestro 28 Encuentro Nacional !!! Gracias por estar aquí en San Juan: EL ENCUENTRO SOMOS TODAS!!!

Bienvenidas las mujeres que llegan de todos los rincones de nuestro país,

Bienvenidas mujeres latinoamericanas.

Bienvenidas las mujeres luchadoras

Valoramos el sacrificio por llegar, por querer estar. Nos conmueve la presencia de las mujeres que llegan desde el corazón del impenetrable chaqueño.

 

Después de 16 años, volvemos a ser sede del encuentro, conmovidas por la presencia de esta multitudinaria concurrencia que revela el crecimiento del movimiento tanto en el país como en nuestra provincia.
Hoy seguimos fortalecidas, creciendo con orgullo, para reivindicar a nuestra provincia cómo pionera en conseguir el voto femenino, y donde se eligió por primera vez a una diputada mujer, la valiente Emar Acosta, luchadora por los derechos de las mujeres y los trabajadores en 1926.

Nos encontramos reunidas aquí en el Estadio Abierto Parque de Mayo, lugar simbólico  y significativo para las sanjuaninas y sanjuaninos. Este lugar que fuera centro de detención en la última dictadura, ha sido declarado monumento histórico y sitio de memoria.

A 30 años de democracia es un logro que hoy estemos reunidas en este escenario, donde cientos de mujeres sanjuaninas sufrieron los actos de violencia más crueles que impuso la dictadura cívico-militar. Este año, en San Juan,  fueron condenados muchos de los responsables de esos hechos aberrantes.

Hoy dos de los condenados, Jorge Olivera y Gustavo De Marchi, están prófugos por la complicidad judicial y penitenciaria. Exigimos la captura inmediata de éstos genocidas, así como juicio político a todos los cómplices que permitieron su fuga.

A lo largo de estos 28 años los encuentros nacionales de mujeres fueron visibilizando la problemática de género en el país. Colocamos nuestros problemas en la agenda social, gremial y política. Al fragor de los debate en los talleres, nutridos por historias de vida, fuimos repensando nuestra historia, nuestro rol en la familia, en el trabajo y en la sociedad. Juntas pudimos, visualizar las causas de nuestra opresión, organizarnos alrededor de las problemáticas para avanzar en el reconocimiento de derechos. Enfrentamos activa y solidariamente las sucesivas crisis que  se reiteran en el país, con nuestra fuerte presencia reclamando en la escena social, gremial y política. Hemos avanzado enormemente, pero aún después de tantos años de éste gobierno nuestros problemas no se solucionan.  Porque las leyes que conseguimos impulsar no se cumplen, cómo  la ley de prevención de violencia contra la mujer, violencia que en todas sus formas recrudece en cada rincón del país. De ahí el reclamo en la mayoría de las provincias de la emergencia en violencia. La trata de mujeres que se expande y permanece impune por la connivencia de jueces, políticos y fuerzas de seguridad constituye un problema cuya magnitud se ha revelado a partir del caso Marita Verón.

Aumenta el índice de muertes por abortos, embarazos adolescentes y enfermedades de transmisión sexual situación que se agrava por el incumplimiento de la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable y de sus programas de prevención. Cientos de mujeres que ingresan a los hospitales públicos por complicaciones de abortos clandestinos son humilladas y culpabilizadas.

Esta realidad instaló el debate sobre el aborto, dando origen a la consigna sostenida por amplios sectores del movimiento de mujeres: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir”.

Además de las desigualdades sociales que repercuten directamente en las mujeres, hoy la pobreza y la desocupación se acentúan con la carestía de vida, los bajos salarios que perjudican principalmente a las mujeres, muchas sostén de hogar. Sufrimos desventajas frente a las condiciones de trabajo, derecho fundamental y requisito para nuestra independencia económica. Somos discriminadas por edad, embarazos, cantidad de hijos, debido al lugar exclusivo que se nos asigna dentro de la familia respecto a salud, educación y mantenimiento.

Encuentreras en nuestra provincia no escapa a la realidad general del país. Es noticia diaria la muerte de mujeres víctimas de femicidios, abusos, el desamparo ante contingencias personales y sociales, cuyas consecuencias psicológicas se trasladan a distintos ámbitos de nuestra sociedad. El poder caudillezco provincial no ha adherido a las leyes nacionales como la de violencia; en su lugar ha dictado leyes que desvirtúan la esencia reparadora de los derechos de género. En salud están retaceados los beneficios que otorga la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable, y sus programas preventivos, y tampoco se cumple la ley de educación sexual.

Los recientes despidos producidos en el ámbito de las grandes mineras demuestra el fracaso de un modelo extractivo de saqueo que repercute en la vida de cientos de familias, quedando sin trabajo miles de trabajadores sanjuaninos. El índice de desocupación se duplicó en los últimos meses, repercutiendo en cada hogar y cada mujer.

Desde hace varios años la actividad agrícola ha sido desplazada por estos modelos, y han desaparecido miles de pequeños productores. La concentración en grandes empresas exportadoras empleadora de mano de obra femenina en el proceso de producción, hoy genera despidos que agravan la situación de postergación y desigualdad. 

Grandes debates nos esperan en este valioso espacio de participación horizontal, plural, autofinanciado, auto convocado y democrático que ha sido construído por las mujeres y lo seguiremos sosteniendo gracias a la metodología de trabajo que nos permite expresarnos independientemente de nuestra condición social, ideológica y religiosa.

En reconocimiento de la permanente participación la lucha de nuestras mujeres trans inauguramos en san juna el primer taller para hablar de sus problemáticas, logros y conquistas que visibiliza y da derecho a una comunidad que comprometidamente avanza en la igualdad.

¡¡¡Como comisión organizadora nuestro esfuerzo ha estado dirigido a garantizar la realización de este 28 Encuentro Nacional de Mujeres!!!

Una vez más fuimos capaces de superar todos los inconvenientes y dificultades que se nos presentaron, con el propósito de garantizar la continuidad de este acontecimiento que se repite anualmente y es único en el mundo.

Con la convicción de que la unidad en la diversidad es el camino que permite concretar el reconocimiento y ejercicio pleno de nuestros derechos de género, las invitamos a integrar los talleres.

!!!ENCUENTRERAS TIENEN LA PALABRA!!!